miércoles, noviembre 02, 2005

Más allá del blanco de sus huesos


A mi sobrino Augusto César

De entre esos recuerdos vivos
aflora repentinamente su voz
la oración sobrehumana
que estalla en plural
resplandor fugitivo
como destellos de fuegos artificiales
los ojos luminosos y la sonrisa diáfana
luz de esperanza visible para todos
que ilumina su vereda…
el tránsito obligado
que todos tenemos que emprender
a las insondables moradas

Ahora… que el cielo le mira
y que nosotros miramos el cielo
puede ella repetir de nuevo esa oración
en cuyas palabras trasciende
y se aferra a nuestro recuerdo
Calor de alma en las espumas del universo
dulce trinar sin premura, sin aire de dudas
Esa plegaria con la que ha tocado el cielo…
Y ha quedado en la memoria de los dichosos
como un daguerrotipo implantado en los corazones
Y en estos versos…

Su voz era manso río de lava subterránea
de temple y saberes alquímicos
su espíritu fecundo avizoraba
que era breve el plazo…
la prueba abrupta y radical
un contrapunto simbólico
donde de un lado se ve el cielo
y del otro la tierra…
Él se desprende y sin apego viene
y deja el aire estremecido
para no dar lugar a lamentos ni ayes
sino solo a su voz sacra
haciendo trizas la enfermedad y la muerte
esta compleja cruz que ilumina
en mi mundo de ensueños le oí reír
y le oí murmurar
-Dejen que llegue el amanecer…
- ¡Alguien que amo me llama!…
-No puedo esperar más
-Si no alcanzo a despedirme
-No tienen de que preocuparse
-Simplemente me muero de sueño…

En una soleada mañana quiso marcharse
era el escenario perfecto
el sol radiante, la brisa fresca…
Entre el rocío que deja el sereno y la vereda
y las pálidas sábanas blancas de su reposo
su mirada apagándose
algo tímida, pero limpia y serena

Sus ojos se entreabrieron, sonreía…
bajorrelieve buscaba un atajo
Todos queríamos verle resurgir
verle ir más allá del blanco de sus huesos
mas él tenía puesta su mirada en la vía Láctea
en un cielo puro donde el dolor se desvanece
y como que empezó a tomarle gusto a la idea
El tren aguardaba en su estación
esperando a que le abordara
Nadie daba crédito a esa opción
pero ahí estaba…

Seguramente lo pensó más de una vez…
eran momentos de decisiones difíciles
de largas confidencias
de inmolarse en sesiones de quimios,
para saciar la sed de esperanza
de agotar recursos
hasta quedar en cenizas
sin heridas abiertas
pero sin verdores
su medula calcinada
por el secreto esplendor de su amor
lejos de las inclemencias del mundo
de la esbeltez elegante de la vanidad
del bullicio vació e impuro
de las llanuras de hastío
de profundas confusiones
desvaneciéndose en su ascenso interior…
Y sus serenas palabras
aun retumban en la oquedad
de lo efímero y perecedero
de lo profano material que ya no puede contenerle
de nuevo su voz fatigada...
-Era una oportunidad… nada más eso
-Pero créanlo nunca es demasiado pronto…
-Siempre terminamos por viajar
-Porque es mayor el sueño que toda esta realidad fugaz

Ese es Augusto en su peregrinaje
su legado para nosotros
su fe, su serenidad
su capacidad de unir los eslabones
de grandes sueños a sus ideales
y a sus oraciones
Ella fue testigo…
ella que le oyó decir sus plegarias más de una vez

Y mientras aquí estábamos todos
absortos en los bálsamos penetrantes de la fe
le mirábamos batallar en silencio
en el desdoblamiento de su alma
en el aire puro del amanecer
entreabría sus labios
sin decir nada
que ya no nos hubiera dicho
con sus ojos cerrados llenos de visiones
Luego que se forjara en el fuego santo
se hizo un pasajero más
haciendo acopio de una inspiración
que ponía de relieve la nobleza de su linaje.

él se ríe de la noche
se sumerge en el límpido cielo matinal,
y se eleva a los confines galácticos
desde donde sonriente nos mira
solo entonces girando su cabeza lentamente
lo vimos dormirse…

Alp, 6 de enero del 2004

2 comentarios:

Maggie dijo...

Supongo que habrá sido fácil para ti escribir estos versos... O difícil.

Nunca se está demasiado lejos, ni demasiado cerca.

David Saä Viccenzo dijo...

Tienes un blog muy honesto y hermoso, sin duda alguna. Me gustaría formar parte de tu vida, que sepas no me olvido y llevo 9 días buceando en este blog.

Un abrazo enorme