miércoles, diciembre 23, 2009

UNA ORACIÓN DIFERENTE

.


Parece que esta oración aun molesta a muchas personas... Cuando se le pidió al pastor Joe Wright que hiciera la oración de apertura en el senado de Kansas, todo el mundo esperaba una oración ordinaria, pero aquí está lo que ellos escucharon:


"Señor, venimos delante de Ti este día para pedirte perdón y para pedir tu dirección.
Sabemos que tu Palabra dice: "Maldición a aquellos que llaman bien lo que está mal" y es exactamente lo que hemos hecho.
Hemos perdido el equilibrio espiritual, y hemos cambiado nuestros valores.
Hemos explotado al pobre y hemos llamado a eso "la lotería".
Hemos recompensado la pereza y la hemos llamado "ayuda social".
Hemos matado a nuestros hijos que aun no han nacido y lo hemos llamado "la libre elección"
Hemos abatido a nuestros condenados y lo hemos llamado "la justicia"
Hemos sido negligentes al disciplinar nuestros hijos y lo hemos llamado "desarrollar su estima personal"
Hemos abusado del poder y hemos llamado a eso: "La política"
Hemos codiciado los bienes de nuestro vecino y a eso lo hemos llamado "tener ambición"
Hemos contaminado las ondas de radio y televisión con mucha grosería y pornografía y lo hemos llamado "libertad de expresión"
Hemos ridiculizado los valores establecidos desde hace mucho tiempo por nuestros ancestros y a esto lo hemos llamado "Lo obsoleto, caduco y pasado"


Oh Dios, mira en lo profundo de nuestros corazones; purifícanos y líbranos de la carga de nuestros pecados.

Amen."





Hola mi querido hermano, Ernesto, leí la oración, EXCELENTE y justamente es una gran enseñanza aunque no completa. Yo en verdad te digo: presta atención al fondo del asunto.... porque gracias a esta oración, aquí hay mucho que aprender y reflexionar....

Dice en la oración.... hemos perdido el equilibrio espiritual... si, es cierto.... ¿pero por qué?... simplemente porque el único equilibrio posible para nuestro espíritu se encuentra en el amor... no en el conocimiento del bien y del mal...

Conocer el bien y el mal no es la salvación, sino más bien la perdición; la misma en que cayeron nuestros primeros padres, a quienes les gustó disfrutar “sin” amor del "fruto" proveniente del conocimiento del ¡bien y el mal!. Y es que conocer “los bemoles” (llamémosle así, pero léase subterfugios) del bien y del mal, a menudo induce a malicia, a buscar obtener todo fácil, a través de la manipulación de la buena fe y todo tipo de ardides (léase engaños). Ese “conocimiento” nos hace sentir falsamente poderosos y con más derechos de los debidos, especialmente convencidos de que podemos cambiar el bien por el mal, y el mal por el bien a nuestro antojo. Este modo de pensar erróneo y falaz es causa de pecado y de sufrimiento

Debemos tener claridad de que la maldición no es solamente para quien "llama BIEN lo que está mal", como bien afirma la oración, sino también para quien "llama MAL, lo que está bien", porque en la habilidad de tergiversar el sentido y propósito natural de las cosas, de trastocar la realidad, estriba el arte del engaño. Todo se vuelve fachada, apariencia y prevalece la mentira y la hipocresía.... y desgraciadamente eso es lo que transmitimos de generación en generación.

Tal vez falsear la verdad no fuese nocivo, si no fuera por la intención perversa inherente a ella, pues se miente y se engaña con la “intención” de obtener un “fruto” con visos legales pero absolutamente ilegitimo. A este tipo de falsedad es a lo que propiamente se le llama “mentira”; es así que, en ese sentido, la mentira nunca es buena, nunca es blanca, pues se miente deliberadamente para engañar y con el engaño obtener “FRUTOS”, el fruto al que alegóricamente se alude en el mito bíblico de la “CAIDA HUMANA” . Ese que cuando nos apropiamos de él, (comemos de él) corrompe el corazón y mata el alma. Claro que no podemos desconocer que hay otra clase de fantasías, mentiras, ficciones, falsedades o pantomimas, que tienen otra intención, muy distinta, que no implica beneficio personal alguno, como podría ser, para salvaguardar la vida de alguien, o para divertir (bromas, payasadas) o relatos ficticios, producto de la imaginación con carácter literario. En fin, es importante “distinguir” entre la mentira perversa, malsana, engañosa, estafadora e hipócrita, que asume todo aquel que no rige su vida con la rectitud que provee el amor a Dios y al prójimo; de la que podríamos llamar la mentira inocente, altruista, benéfica. Siempre utilitaria a favor del prójimo.

La gente imbuida en “la ciencia del bien y del mal” engaña de forma natural; incluso, se engañan a si mismas y a veces ni se enteran. Y si tienen contradicciones con la ley humana, recurren sin vacilación a la doble moral ¿no?... ¿y por qué se hace esto?... Esto se hace, porque bajo la conceptualización del bien y del mal, estamos inclinados a considerar bien, exclusivamente lo que nos conviene y nos favorece, lo que nos lucra y beneficia, lo que nos da bienestar y comodidad, y a todo eso lo llamamos "BIEN", (aunque este mal) y no sólo pensamos que eso es bueno, sino que tratamos de hacérselo creer a los demás. Desde luego esto es, siempre que el beneficio sea aplicado a uno mismo, pero no a otros; pero sí no es así, todo lo contrario, lo llamamos "MAL", sin importar sí realmente lo es o no, es decir, nos parece mal si es para beneficio de otros y sobre todo si es algo que nos incomoda o menoscaba en algo

Por otro lado, la gente imbuida en el AMOR, apuesta a lo que nadie apuesta: aquellas cosas a las que solo con amor se puede apostar, (apuesta a lo que apostaba Jesús) ...apuesta a la vida eterna.

Todo eso que hemos descrito como “ciencia del bien y del mal”, es nada más y nada menos que puro ¡egoísmo! (quizá hasta podríamos llamar idolatría de uno mismo) y no tiene nada que ver con el amor, ni con la verdadera vida. 
 
De igual forma, nos apropiamos de la verdad y la convertimos en mentira, siempre que nos favorezca, manipulándola y convirtiéndola en verdad, para sacar todo el provecho posible. Igualmente, usamos los “eufemismos” con extrema habilidad y nos valemos de los “sofismas” para tergiversar la realidad, con el ánimo de sacar ventaja... 


Nos hacemos dueños de lo que no nos pertenece, y a eso… en el fondo de nuestro corazón, (en nuestra oculta y oscura escala de valores), para justificarnos, no decimos que robamos, sino que efectuamos un "recupere". Asesinamos a alguien, sea por el motivo que sea, y en vez de llamarle crimen, a eso le llamamos "ajusticiamiento".... Nos hacemos de la mujer del prójimo, y a eso le llamamos "conquista" o "cana al aire": De la misma forma, prostituimos a una mujer, comprando su voluntad para que se rebaje y se comporte como un vil objeto(de uso y desecho), y a eso en vez de llamarle vileza sexual, lo denominamos: "cubrir una necesidad sexual". Estafamos a alguien y a eso le damos el nombre de "viveza" o "ser listos"; esclavizamos y explotamos a un trabajador, y para nosotros eso es un legal y justo "contrato de trabajo". Sacamos ventaja fraudulentamente en los negocios y a eso le llamamos "libre mercado" o libre competencia... etc… etc, etc.

Y yo pregunto: ¿En donde está el amor en todo eso? .... Entonces, es posible que con todo el discernimiento que nos da la experiencia cotidiana, y las enseñanzas de las diferentes doctrinas religiosas, aun así, no veamos “los dos únicos caminos” que hay en la vida... que forman parte de la historia de la humanidad: el camino del “árbol de la ciencia del bien y el mal” por un lado, y el camino del "amor", representado por “el árbol de la vida”... por el otro.

Toda esta enseñanza no es nueva, sino que nos fue dada simbólicamente en el GENESIS hace miles de años, y luego ratificada por el mensaje evangélico del Cristo. Sin embargo, aún parece que seguimos sin comprenderla. Seguimos apegados (léase adictos), a “la ciencia del bien y del mal”, en vez de apegarnos al amor.... que es nuestra única oportunidad de salvación

Purificarnos y librarnos de nuestros pecados dice la oración.... y ya Dios lo ha venido haciendo, mandándonos siglos tras siglos a sus mensajeros. y profetas. Y para que no quedaran dudas de su amor, lo hizo mandándonos a su propio hijo con el mensaje de la verdad, del camino y de la vida, eso que llamamos la PALABRA en Cristo Jesús. Todo lo que hace falta es seguir las enseñanzas, pero obviamente Dios no puede hacerlo por nosotros, ni va a ponernos una pistola en el pecho para obligarnos; nadie puede ser salvado a la fuerza, como no se puede amar a la fuerza tampoco; es por esto que hace falta nuestra libre y espontánea voluntad, nuestra responsabilidad y nuestro espontáneo amor... sin eso, todo es inútil... seguiremos pecando, dan patadas contra el aguijón y el aguijón de la muerte seguirá clavándose incesantemente.

Y así, la vida seguirá llena de catástrofes, lágrimas y sufrimiento en nuestro devenir, hasta que aprendamos la lección. De todas maneras, al Señor, tiempo es lo que le sobra para cumplir con lo que se ha propuesto en su gran obra mesiánica providencial; en cambio nosotros tenemos un tiempo muy limitado, pues solo se vive una vez

No podemos pedir a Dios que nos purifique, si no estamos dispuestos a ser PUROS; no podemos pedir a Dios que nos libre de la carga de nuestros pecados si no estamos dispuestos a cultivar una clase de corazón, que nos permita AMAR sin límites. Mas si tomamos el camino del amor voluntariamente sin ser forzados, sino por puro amor a quien de verdad nos ama, todo lo demás vendrá por añadidura....

Entonces sí, sin duda alguna, Dios, nuestro padre celestial, nos purificará en agua y espíritu, y desde ese momento estaremos consagrados a ser sus hijos verdaderos, y con su gran amor nos librará de caer en la tentación

Por favor amigo mío, lee detenidamente esto que te digo acá, que ha venido a mí como una inspiración provocada por el texto de la oración que me enviaste. si mi hermano, para ti que estás ya en el camino es fácil entenderlo e interiorizarlo. Te lo ruego y dáselo a conocer a tu mujer y en su momento a tus hijitas....

Te dejo un abrazo grande y muchas bendiciones para vos, para Nelly y resto de familia...

Con mucho cariño de tu amigo y hermano en Cristo

Alejandro

2 comentarios:

Mirada dijo...

:-) gracias.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
REVELACIONES EN EL CAMINO


ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .

José
ramón...